Anticipo // Firebeatz • “Here We F*cking Go”

firebeatz-here-we-f-cking-go

Revealed Recordings demuestra una vez más su facilidad para los nuevos talentos europeos. Después de Dear New York junto a Schella, que llegó a ser #2 en Beatport, y Just One More Time Baby con Chocolate Puma (ambos en Spinnin’ Records), el dúo Firebeatz nos trae su nuevo track, Here We F’cking Go, que tuvo una de sus primeras reproducciones en el set de Hardwell en Tomorrowland (en el momento era un ID más).

En un single que se forma gracias perfecta conjunción entre sintetizadores e instrumentales, los holandeses siguen con el gran trabajo que demostraron en remixes para Zedd (Stars Come Out), Bingo Players (Don’t Blame The Party (Mode)) y James Blunt (Dangerous). También fueron parte de uno de los episodios de Identity, show de radio de Sander van Doorn; se les ve un fin de año y un 2013 más que prometedores.

Update (23/10): Sencillo completo en el canal de Revealed en YouTube.

Anuncios

Lanzamiento // Firebeatz & Schella • “Dear New York”

El dúo Firebeatz regresa a Spinnin’ Records con un nuevo track: después de Reckless (con JoeySuki), Just One More Time Baby (junto a Chocolate Puma) y Funky Shit, esta vez colaboran con Schella para Dear New York, que toma forma gracias a un sample de los eternos Beastie Boys. Los tres productores han tomado sintetizadores y golpeteos de tambor, intercalados con un beat electro sin fallas. El single ya fue aprobado por Nicky Romero, R3hab y Thomas Gold; por otro lado, Tiësto, Bingo Players y Sander van Doorn lo hicieron parte de sus sets en Electric Zoo.

Es otro lanzamiento de oro para la dupla, que ya habían participado en Spinnin’ con remixes para Ron Carroll & Alex Kenji (Good Time) y Sharam Jey & Dirty Disco Youth (Up Rock!). También dejaron su marca en Size Records, sello de Steve Angello, con Where Brooklyn At? y Wise Up; Mixmash Records, de Laidback Luke, con su remix de Road Trip, de Marc Benjamin; y Hysteria Records, de Bingo Players, con su remezcla de Don’t Blame The Party (Mode). Por otro lado, es el primer trabajo importante de Schella, con un futuro inmediato más que interesante.